Tienda online abierta, pero…

Van pasando los días de julio y creo que ya ha llegado el momento de parar un poquito. Este tsumani de calor me está agotando porque las horas de sueño se han reducido considerablemente para poder coser con una temperatura aceptable y voy con la lengua fuera. Pero además, necesito dedicar tiempo a otras cosas.

No resulta fácil conciliar cuando trabajas en casa y tus hijos están de vacaciones. Tengo la sensación de que no les hago ni caso, y además tampoco disfruto del trabajo. Se empieza a mezclar todo, con una sensación de cansancio mental y sintiendo que te estás perdiendo algo importante.

Así que como ya estoy acabando con vuestros encargos veraniegos, voy a «salir» del taller, voy a «cerrar» la puerta hasta septiembre y disfrutar de las pequeñas cosas.

He pensado dejar la tienda online abierta para que podáis echar un vistazo, pero los pedidos que reciba desde el 11 de julio, los enviaré a partir del 1 de septiembre respetando el orden de fecha de pedido.

Disculpad por la molestia y gracias por vuestra comprensión.

Deja un comentario