Hola de nuevo

¡¡Un mes sin escribir en el blog!!

¡¡Esto no puede ser!!

Como siga con este ritmo de publicaciones ¡¡me voy a hacer invisible en internet!!

Pero ¡qué le vamos a hacer! así tenía que suceder, para volver ahora con energías renovadas.

Y es que el final de 2016 fue un pelín agotador.

Había que echar el resto preparando todo y más  para el mercado navideño de Huesca, que fueron nada más y nada menos que quince días de estar al pie del cañón mañana y tarde. Terminar los encargos de última hora. Hacer y deshacer maletas para acudir en las fechas señaladas a las citas familiares… Y el frío. El frío que pasé este tiempo y que costó sacarme de dentro. Increíble.

Y eso que han sido unas fechas de estar con mucha gente y de reencontrarme con viejos amigos y conocidos que pasaron a verme por el mercado, que eso siempre da calorcito y ¡cómo se agradece! No os imagináis lo contenta que estoy de retomar contato con algun@s de vosotr@s después de tanto tiempo sin vernos.

Pero al final, era inevitable que mi batería estuviera bajo mínimos, física y emocionalmente, y había que descansar.

Ahora están esas pilas casi, casi cargadas. No hay nada como el calorcito hogareño, ratos de lectura, de buenas películas, de degustar un té calentito, de disfrutar esos pequeños detalles con la family, vamos, puro alimento para el «alma»… y sin darte cuenta retornan las ganas y las fuerzas.

Ya estoy templada y toca preparar cositas para lo que queda de invierno y para la llegada del buen tiempo. Para renovar la tienda online y para los mercados venideros.

Poquito a poco se está reactivando todo, la web, las redes sociales…, ya vamos cogiendo temperatura.

Así que estad atentos, que os iré contando y enseñando lo que vaya terminando en el taller.

Ah, y ¡¡Feliz 2017!!, que todavía no os había deseado lo mejor de lo mejor para este año que ya está más que estrenadísimo a estas alturas de mes 🙂

Blog

 

 

2 comentarios en «Hola de nuevo»

  1. Ya lo creo que hay que parar y dedicarte tiempo, hacer cosas que te gustan. Casi siempre vivimos demasiado rápido y no nos da ni tiempo de disfrutar de lo que nos rodea.
    😉

  2. Qué bien que se hayan cargado las pilas. De todas formas no está nada mal que de vez en cuando se haga un parón y se disfrute de pequeñas cosas que son las más grandes, cine, lectura, hijos….bienvenida al nuevo año y lo mismo para Kokoro.

Deja una respuesta